Home / Entrevistas / YSABEL OMEGA. “Quiero comunicar en mis canciones lo que no se muestra en los medios de comunicación oficiales”.

YSABEL OMEGA. “Quiero comunicar en mis canciones lo que no se muestra en los medios de comunicación oficiales”.

Ysabel es considerada la “Reina del Reggae Peruano”. Tiene más de quince años de carrera artística y cinco producciones discográficas. En “Afroandina” explora su lado más íntimo como cantautora afroperuana. Sus letras hablan de reconciliación con nuestras raíces, de unidad sin distinción de  fronteras, clases o razas, de fortaleza en las mujeres y del amor familiar.

En esta entrevista exclusiva nos revela la fuerza de su voz afro y su conexión rastafari.

Ysabel Omega

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENTREVISTA:

Tú nombre es ¿Ysabel Omega? ¿Cómo te llamas realmente? ¿A qué se debe el nombre de Ysabel Omega?

Mi nombre artístico es Ysabel Omega, mi nombre real es Ysabel Correa. Cuando me inicié en la música reggae y profundicé en la cultura Rastafari aprendí que el hombre está representado por el símbolo alfa y que la mujer está representada por el símbolo omega, y que juntos representan el equilibrio en la creación. Dentro del entorno de reggae rastafari era la única mujer y quería tener mi propia banda de mujeres, quería llamarla  “Omega Sistren”. Busqué y no encontré chicas que se animaran a tocar música reggae, así que le propuse a la banda Nyjah Bredda a que me acompañara como banda. Cuando yo cantaba con ellos la banda se llamaba “Omega Sistren”.

El público ya sabía que mi nombre era Ysabel, entonces decían “mira, ahí está Ysabel de Omega Sistren”, luego decían ”Ysabel de Omega”, hasta que lo acortaron y empezaron a llamarme “Ysabel Omega”. En los carteles de las tocadas o conciertos pasó lo mismo, primero ponían Ysabel Omega Sistren, luego Ysabel Omega. La gente fue la que me denominó de esta manera.

¿Cómo así decides ser cantante? ¿Por qué eliges el reggae?

Me inicié en el programa infantil “Chiquiticosas” de IRTP (TV Perú Canal 7) cuando tenía 5 años, realizaba fono mímicas e imitaciones. Luego llevé clases de teatro y a los 15 años llevé clases de canto en el Museo de Arte de Lima, mi profesor me animó a realizar unos shows junto a él y fue en ese momento que decido hacer una carrera profesional, paralelo a lo que había decidió estudiar (Periodismo).

Cuando ya estaba en la universidad un amigo me invita como corista a su banda de reggae, tenía 18 años, en ese momento me inicio en este género musical.

El reggae y la filosofía tienen conexiones ¿Pretendes dar lecciones de vida con tus letras?

El reggae es un género musical que nació a inicios de la década del 60 en las comunidades Rastafaris en Jamaica, con letras de protesta social, de espiritualidad y de orgullo africano. Cuando empecé a escuchar las canciones de Bob Marley, de Peter Tosh, de Black Uhuru definitivamente me identifiqué con lo que decían y me animó a replicarlo, es decir, comunicar a través de mis canciones lo que veo y siento, desde visiones de mujer con su entorno y sociedad hasta denunciar injusticias sociales o simplemente decir que no tenemos que ser como la sociedad occidental quiere que seamos, que hay muchas opciones más y una de ellas es enorgullecernos de nuestro origen y fortalecer nuestra propia identidad. Quiero comunicar en mis canciones lo que no se muestra en los medios de comunicación oficiales.

Tu primer tema ¿Cuál es? ¿Cómo fue que lo creaste? ¿Qué o quién te inspiro?

Mi primer tema lo compuse en el 2002, se titula “Si tu pensar es hacia Jah”. Desde niña siempre escribí relatos, pequeñas historias, poemas, pero nunca una canción. En ese año nació mi convicción de Mujer Rastafari y decidí agradecer ese momento de inspiración y espiritualidad con una canción. Es una canción muy significativa en las comunidades rastafaris de habla hispana, me siento muy contenta de que se hayan identificado con mis sentimientos.

África te inspira ¿Cómo? ¿Por qué?

África me inspira en todo momento, desde que tomé conciencia sobre mi realidad como afroperuana y orgullo sobre mi origen.

¿Te parece que tus orígenes afro revelan parte de tu identidad y/o estilo como cantante?

Claro que sí, en todo momento hago alusión a las diversas manifestaciones musicales afroamericanas, he crecido bajo la influencia de la música cubana y de los afros en Estados Unidos: escuchaba al mismo tiempo sones cubanos y rap norteamericano, blues y soul, y cuando decidí componer mis propias canciones en música reggae decidí hacer hincapié en mis influencias, y siempre trato de que eso sea mi estilo y diferencia.

En tus presentaciones usas mucho los instrumentos andinos y afroperuanos, ¿por qué esa fusión?

Porque representan mi mestizaje cultural y musical. Mi último disco “Afroandina” es un homenaje a mi padre afroperuano y mi madre andina. En el ambiente internacional del reggae no me identifican como peruana, por eso consideré destacar mis sonidos de origen. También para acercar la música reggae al público peruano.

¿Cómo los afros pueden conectarse con tu música?

En mis canciones hablo en todo momento desde la percepción de una mujer afroperuana, creo que se pueden identificar desde lo que digo en cada canción hasta en los ritmos que propongo, siempre reggae con fusión de sonidos afroamericanos.

¿Consideras que puede ser la música un canal para llegar a los afroperuanos con un mensaje positivo, de reivindicación?

Claro que sí, la música es una herramienta de transformación social, la música tiene la capacidad de unir a las personas en un sentimiento, en una vibración, mi concepto de cantante y compositora es la de expresar posiciones sociales y políticas de nuestro entorno, tenemos el derecho a comunicar sobre lo que piensa y siente la gente, al pararte en un escenario tienes una responsabilidad, no sólo de entretener, también el de comunicar y alentar a cambios positivos para nuestra sociedad.

En ese sentido me siento muy contenta y satisfecha de que mucha gente, afroperuanos o no, se acerquen y me agradezcan porque la letra de alguna de mis canciones los ayudó en momentos complicados. Eso es lo maravilloso de la música: tiene la capacidad de sanar.

¿Cuál crees que sería el título de una de tus canciones contra el racismo?

Tú eres como yo.

TEST PROUST:

¿Cuál es tu idea de la felicidad perfecta?

Que todos en este país nos tratemos con respeto y solidaridad, algo tan básico e importante como los valores de convivencia pueden hacer realmente la diferencia para que cada uno de nosotros tomemos conciencia del bienestar común y vivamos con menos diferencias.

¿Cuál es tu gran miedo?

Perder la motivación en mi proceso creativo.

¿Qué reforma social o cambio admiras?

La inclusión de las mujeres en el campo laboral y las políticas de reparación para los afrodescendientes en el mundo.

¿Con qué personaje histórico te sientes más identificada?

Victoria Santa Cruz.

¿Quién es la persona viva que más admiras?

Mi madre.

¿Cuál es el rasgo que más te desagrada de ti mismo?

La procrastinación en el facebook.

Si pudieras cambiar una única cosa de ti, ¿qué elegirías?

Aprender a decir no.

Si pudieras elegir en qué reencarnarte, ¿qué serías?

Sería yo misma.

¿Cuál es tu bien más preciado?

Mi familia.

¿Cuál es para ti la máxima expresión de la miseria?

Tratar de aparentar algo que no eres.

Ysabel Omega

En el 2013 fue premiada por la organización “Makungu para el Desarrollo” en la categoría Arte y Cultura con el “VI Premio a la Identidad Afroperuana”, en mérito a su destacada labor en beneficio de la Comunidad Afroperuana.

http://ysabelomega.com

Fotografía del post: Milena Carranza Valcárcel

About Lundu

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top